La versión de su navegador no está debidamente actualizada. Le recomendamos actualizarla a la versión más reciente.

IDENTIDAD


Las Misioneras de la Inmaculada Concepción servimos a los enfermos y necesitados en obras muy diversas. Les anunciamos la Buena Noticia ayudándoles a descubrir el mensaje que Dios les envía a través del dolor y estamos disponibles para prestar servicios de emergencia conformes con nuestro Carisma. Y lo hacemos siempre el con gozo de servir a Jesús encarnado en los que sufren y en los pobres, a quienes miramos como hijos de Dios y hermanos nuestros. Los cuidamos con eficiencia y singular esmero, los tratamos con el mayor cariño y remediamos sus necesidades tomando su causa y suerte como cosa propia. La solicitud por las personas necesitadas y enfermas nos lleva a buscar y usar los medios asistenciales que más contribuyan a su promoción integral. La Misión evangelizadora del Instituto, según el Espíritu expresado en nuestras constituciones, nos exige hacer nuestro apostolado y la selección de nuestras obras desde unas perspectivas que se resumen en:


1. Evangelización misionera, que tiene como núcleo central la acción transformadora del mundo.


2. Inculturada, Liberadora, y hecha desde la opción por los pobres.

Nuestra acción misionera tiene un sentido universal y eclesial que exige, en cada época y lugar, determinar los destinatarios de nuestra misión de acuerdo a las necesidades más apremiantes de nuestros hermanos. "El don de Dios por el cual seguimos a Jesús misionero, que pasó haciendo el bien, nos ayuda a revestirnos de sus mismos sentimientos y actitudes.


Tienen para nosotros/as especial relieve:


• La caridad apostólica, que nos urge a hacemos todo para todos y anima nuestras acciones con la actitud constante de hacer presente el Reino.


• La mansedumbre, reflejo de la bondad del Señor, que es paciente, comprensiva y afectuosa en la aceptación y dedicación a los hermanos.


• La sencillez y humildad evangélica que nos lleva a acoger a las personas. El desprendimiento y la capacidad de sacrificio que exige el servicio que con alegría prestamos a los hermanos.


POSIBILIDADES DE LAS PERSONAS MAYORES:


• Utilizan destrezas manuales heredadas de sus antepasados.


• Son transmisores orales de la historia y de las costumbres, las ideas y creencias de sus comunidades y de sus experiencias personales.


• Valoran su lugar de origen, procurando su adaptación mediante la calidad de vida que se les ofrece y el cariño que reciben.


• Aportan una gran riqueza a sus tradiciones religiosas y sabiduría por sus años de experiencia.


• Tienen capacidad de colaborar activamente en las tareas adecuadas a sus posibilidades.